Noticias

Dengue en el embarazo. No faltes a tus consultas prenatales

Por: Diana Galindo Campos
Información: Entomólogo Pascual Camacho Guevara.

El Dengue, una de las enfermedades endémicas que afectan la salud de las y los tamaulipecos, puede traer consecuencias graves en las mujeres embarazadas, debido a que el virus puede ser transmitido al bebé durante el embarazo o al momento del parto.
Entre los daños que el dengue puede causar son:
• Muerte del feto.
• Bajo peso al nacer.
• Nacimiento prematuro.
De ahí la importancia de mantener un control prenatal, mediante la atención gratuita que los más de 300 centros de salud y unidades médicas hospitalarias de Tamaulipas ofrecen con servicios integrales que incluyen estudios, ultrasonidos y el seguimiento del recién nacido.
El control prenatal consiste en:
1ra. Consulta: en el transcurso de las primeras 12 semanas
2ª. Consulta: entre las 22 – 24 semanas
3ª. Consulta: entre las 27- 29 semanas
4ª. Consulta: entre las 33 – 35 semanas
5ª. Consulta: entre las 38 – 40 semanas
El especialista Pascual Camacho Guevara, responsable del Departamento Estatal de Control de Vectores en la Secretaría de Salud de Tamaulipas, destacó que también es fundamental que durante la etapa de embarazo se apliquen medidas preventivas para reducir el riesgo de enfermar por dengue:
• Mantenga su hogar libre de criaderos del mosquito Aedes Aegypti, elimine recipientes que puedan almacenar agua.
• Coloque mosquiteros en ventanas y puertas.
• Utilice blusas de manga larga y pantalones largos de colores claros.
• Si es posible, evite viajar a áreas con riesgo de dengue durante el embarazo.
• Infórmese si al lugar que va a visitar hay dengue.
• Hable con su médico antes de viajar.
• Use un repelente de insectos registrado en la Agencia de Protección Ambiental (EPA).
En caso de presentar dengue en el embarazo es recomendable contactar a su médico para que reciba el tratamiento adecuado que por lo general se lleva a cabo en el hospital, para que permanezca internada y se le realicen exámenes, esté en reposo, reciba suero por la vena y se le proporcionen los medicamentos analgésicos y antipiréticos, que permitan controlar la enfermedad.

Articulo Anterior