Noticias

CONSERVACIÓN ADECUADA DE LOS ALIMENTOS

Por Blanca Selvera/
Información: Lic. Marco Antonio Guerra García

Entramos de lleno en la temporada más calurosa del año, con temperaturas que ya superan los 40 grados y con ellas, el riesgo de enfermedades que podrían ocasionar complicaciones graves o derivar en defunciones.

Con el programa Temporada de Calor que cada año pone en marcha el Gobierno de Tamaulipas a través de la Secretaría de Salud, se activan planes de emergencia sanitaria para los establecimientos y el hogar, con el fin de evitar daños a la salud de la población.

La exposición prolongada a las altas temperaturas puede traer como consecuencia enfermedades que podrían llevarnos a la muerte como el golpe de calor y el consumo de un alimento mal conservado y elaborado, también puede ser factor de riesgo para las enfermedades diarreicas agudas.

Por ello es importante conocer los métodos y técnicas para el manejo adecuado de los alimentos; saber cómo debemos manipularlos, conservarlos y almacenarlos para evitar el desperdicio y no enfermar por el consumo de comida en mal estado.

“Lo recomendable es no consumir alimentos en la vía pública, sobre todo cuando las condiciones higiénicas del lugar no son las adecuadas, cuando se desconoce cómo están elaborados o si permanecen mucho tiempo a temperatura ambiente, informó a la revista “Por tu Salud Vive Más”, el Director de Operación Sanitaria, de la COEPRIS, Marco Antonio Guerra García
Entre las principales recomendaciones para la conservación y manejo de alimentos tanto en los establecimientos comerciales como en el hogar, destacan las siguientes:
• La refrigeración de los alimentos se recomienda a una temperatura menor a los 7° centígrados.
• La limpieza e higiene del establecimiento debe ser visible.
• Mantener un control permanente de la fauna nociva (moscos, zancudos, cucarachas, entre otros)
• Manejo de la cloración de agua que se utiliza para los servicios.
• Elaboración higiénica de los alimentos.
• Uso de materias primas en buen estado.
• Uso de cubre pelo y con la nueva normalidad el uso permanente del cubrebocas, así como mandil y calzado cerrado para el personal que prepara alimentos.
• Lavado y desinfección de frutas y verduras.
• Lavado frecuente de manos.

Articulo Anterior