Noticias

Prevenir es vivir… Diabetes

La diabetes se describe como una enfermedad crónica, de larga duración, lenta y degenerativa que empora con el paso del tiempo, que si no se toman las precauciones y tratamientos adecuados, pude ser mortal.
n los últimos años, este padecimiento se ha incrementado entre la población mayor de 20 años y coloca a Tamaulipas entre los 5 estados con el diagnóstico médico de diabetes más alto; o lo que es lo mismo, con el mayor número de personas que presentan esta enfermedad.
Este tipo de padecimiento está seriamente ligado a las enfermedades cardíacas, los infartos, el cáncer, las enfermedades respiratorias, que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud son las responsables del 63% de las muertes, colocándolas como las principales causas de mortalidad en el mundo.
Actualmente, el mayor número de defunciones que se han registrado por COVID-19 en Tamaulipas, están seriamente ligados a la diabetes o hipertensión, lo que complicó su proceso de recuperación.
Hablamos de la diabetes como una enfermedad crónica que puede llevarnos a la muerte, pero ¿cómo se origina? Esto se debe a que el páncreas (que nos da la función digestiva y la producción de hormonas) no produce la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita para mantener los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre, elevándola más alto de lo normal.

Estos niveles de glucosa son los que se transforman en la energía que nuestro cuerpo necesita para el buen funcionamiento de los músculos y tejidos, siendo la diabetes la enfermedad que impide esta acción.

Este padecimiento se trata de una condición causada por diversos factores como los genéticos, antecedentes familiares, el sobrepeso, la obesidad, entre otros, por eso es necesario que estas personas tomen en cuenta las recomendaciones para evitar complicaciones de cualquier otra enfermedad, sumándose a ellas el COVID-19, porque están más propensas a presentar complicaciones que pueden llevar a la muerte.
La diabetes se puede presentar a cualquier edad, pero existe la diabetes tipo 1 y 2, la primera es más probable que se registre en la infancia o adolescencia; y la diabetes tipo 2, en las personas mayores de 40 años que llevan una vida sedentaria y presentan problemas de obesidad, factores que pueden provocarla, pero que se pueden prevenir.

Los dos tipos de diabetes son graves y entre los principales síntomas que aparecen destaca el aumento de sed, la pérdida de peso, fatiga, pérdida de la visión, entre otros, pero a diferencia de los pacientes con diabetes tipo 2, pueden no registrar ningún síntoma en varios años.

Ante cualquier sospecha, debes consultar al médico, ya que entre más temprano sea el diagnóstico de la enfermedad, más pronto se puede iniciar con el tratamiento adecuado, llevar una buena alimentación para tener una vida saludable y de esta manera evitar un tratamiento más estricto.

Articulo Anterior