Noticias

VIRUS DEL PAILOMA HUMANO

Por: Blanca Esthela Selvera
Cuando Fernandita cumplió los 11 años de edad y estaba en quinto año de primaria, su mamá no autorizó que le aplicaran la vacuna del VPH (Virus del Papiloma Humano) la razón fue sencilla; tuvo miedo que su hija presentara alguna reacción a esta vacuna porque ya había escuchado “algo” sobre esto.
Para la señora Diana, el VPH era ya un término muy conocido, porque hacía más de 4 años que le habían detectado cáncer cérvicouterino, el cual se desarrolló a causa del Virus del Papiloma Humano; por ello no dudó en que a su hija de 11 años le aplicaran esta vacuna.
La vacunación del VPH, inició en el año 2009 a nivel nacional y en Tamaulipas se han registrado buenas coberturas de aplicación, pero a 10 años de su aparición, todavía existe la desconfianza de los padres para aplicar este tipo de vacuna.
La doctora Norma Virginia García Castellanos, Jefa del Departamento de Cáncer Cérvicouterino y Mamario, de la Secretaría de Salud en Tamaulipas, explica que aun y cuando existen posibilidades de presentar alguna reacción a la aplicación de la vacuna, éstas podrían ser muy leves y siempre desaparecen por sí solas; a la fecha en Tamaulipas las niñas que han recibido la vacuna del VPH, no han presentado ningún problema grave.
Pero ¿por qué la importancia de aplicar la vacuna del VPH a las niñas de 11 años de edad? la titular del departamento de Cáncer Cervicouterino, explica que se recomienda que las niñas en edad escolar de quinto año o de 11 años de edad no escolarizadas, reciban dos dosis de la vacuna del VPH para protegerlas contra los cánceres causados por este virus, antes de que inicien su actividad sexual y que estén expuestas al virus del papiloma humano; la vacuna es preventiva, no les provoca ninguna afectación; y es un tema de vida y muerte.
El VPH, explica la doctora García Castellanos, es un virus muy común que se trasmite en la actividad sexual y afecta principalmente los genitales, lo que puede provocar un cáncer como el de cuello uterino, cáncer de ano, de vagina, pene e incluso algún tipo de cáncer oral o de garganta, siendo estos de muy alto riesgo; pero existe el VPH de bajo riesgo, el cual se caracteriza con la presencia de verrugas en los genitales que pudieran ser molestos.
Reitera que el VPH es un virus de muy alto riesgo para generar cáncer y las personas sexualmente activas lo pueden contraer en cualquier momento de su vida sin llegar a saberlo.
Detalló que existen más de 100 serotipos del virus del papiloma humano, que pueden infectar a hombres y mujeres, estos no causan ningún síntoma y pueden desaparecer por sí mismos; pero sólo algunos pueden causar cáncer de cuello uterino en las mujeres.
El cáncer de cuello uterino es la segunda causa de muerte en mujeres mayores de 25 años de edad y el principal factor de riesgo es el virus del papiloma humano, la gran mayoría de los casos que se registran en Tamaulipas se enfocan en el grupo de edad de los 35 a 65 años, especificó García Castellanos.
A partir del 2018, se implementó en Tamaulipas un laboratorio con tecnología de vanguardia para detectar el serotipo del Virus del Papiloma Humano que presenta la paciente y saber si éste es o no altamente cancerígeno.
El laboratorio está ubicado en el Centro Oncológico de Nuevo Laredo, el cual cuanta con infraestructura necesaria para concentrar las muestras que son realizadas en todas las unidades de la Secretaría de Salud y conocer los serotipos de virus que más afectan a las mujeres del estado.
Es importante destacar que todas las unidades de salud de Tamaulipas, cuentan con equipo y personal capacitado para realizar el Papanicolaou de manera gratuita y lo recomendable es realizarlo a partir de los 21 años edad y una vez que la mujer inicia su vida sexual; la prueba se debe hacer cada tres años si no presentaste ningún tipo de alteración.
Si el diagnóstico del cáncer del cuello uterino o cervicouterino se hace de manera oportuna, es 100 porciento curable, puntualizó la doctora García Castellanos.

Articulo Anterior