Noticias

Uso de Tablets y Celulares en niños ¿es conveniente?

 

Por: MD y Lic. Ángel R. Camacho Martínez

El mundo ha cambiado más en los últimos 30 años que en todos los tiempos, lo anterior debido al avance en las tecnologías de la información y la comunicación, las cuales permiten que en pequeños dispositivos electrónicos se pueda acceder a un sin fin de información, noticias, contenidos, videos, juegos, etc. Sin embargo, ¿es conveniente que los niños usen estos dispositivos?

Alejar a los niños de hoy de las nuevas tecnologías, es del todo incongruente y poco realista. Ellos no conciben la vida sin estos dispositivos, pero los adultos debemos ser responsables de poner límites en su uso, a fin de conservar su salud física y emocional en forma óptima.

Hoy en día, más del 90% de los bebés menores de los 2 años han estado en contacto con estos dispositivos, y en la mayoría de los casos los padres los usamos para calmar y distraer a nuestros hijos mientras nosotros intentamos tener un poco de silencio en casa, es decir, son una especie de chupones de cristal.

Anteriormente se creía que las nuevas tecnologías eran un avance para nuestros hijos, sin embargo estábamos equivocados. Existen infinidad de estudios en los cuales se ha demostrado que incluso los juegos digitales más educativos tienen más perjuicios que beneficios para los niños.

A continuación se presentan una serie de recomendaciones a tomar en cuenta sobre el tiempo de uso de la tablets, celulares e incluso la televisión, y poner un poco de sentido común.

En niños menores de 2 años

Según la Academia Americana de Pediatría los menores de 2 años nunca deberían estar expuestos a las pantallas: ni celulares, ni tablets, ni televisiones, ni siquiera para comer. En esta edad es cuando el cerebro del niño crece más rápidamente, y para ellos necesita el contacto directo con las personas. La interacción y valorar la causa – efecto que sus gestos tienen en las demás personas es crucial para su desarrollo. Por mucho que intenten vendernos otra cosa, lo cierto es que con un dispositivo digital un bebé no aprende a hablar, no aprende a comunicarse porque no obtiene respuesta, con lo que los dispositivos móviles antes de los 2 años tienen un efecto nefasto para su capacidad de aprendizaje, el lenguaje, las capacidades sociales e incluso las motoras, ya que apenas se moverá. Además, por si esto fuera poco, afectará a su sueño y la atención, ya que la luz azul que desprenden las pantallas afecta a la melanina que produce el cuerpo para poder dormir bien.

 

En niños entre los 2 y los 5 años

El tiempo máximo de uso debe ser de 30 minutos al día, y siempre bajo la supervisión de un adulto. Se recomienda además que estén acompañados por un adulto cada vez que estén con el dispositivo para explicar al niño su contenido. Mejor contenido de calidad que juegos, es decir, contenido educativo que le enseñe algo sobre ciencias, matemáticas, naturaleza; y si se trata de un juego, que también sea con el objetivo de aprender algo, por ejemplo; las horas, las estaciones del año, etc. Nunca hay que dejarles ver contenido violento, porque en estas edades afecta mucho a su desarrollo; y se debe tener en cuenta que siempre es primero el juego real al digital, ya que en este último no están aprendiendo a regular sus sentimientos, ni a interactuar con otros niños, ni a socializarse ni a controlar sus impulsos.

En niños entre 5 y los 12 años

El tiempo máximo de uso deberá ser de 1 hora al día; dejarlos más tiempo favorece el sedentarismo y la obesidad. El control parental debe ser exhaustivo, y se recomienda no dejarles estar solos con las pantallas en su dormitorio, y mucho menos tener computadoras, tablets, celulares o televisores en él.

En niños desde los 12 años

El tiempo máximo de uso deberá ser de 2 horas al día. Esta es la etapa más conflictiva, ya que las redes sociales empiezan a aparecer en sus vidas, y aunque no está permitido acceder a ellas antes de los 14 años, lo cierto es que muchos niños ya tienen perfiles muy activos en las redes. Es aquí donde el ciberacoso por parte de los compañeros, los contenidos violentos, sexuales o contrarios a las normas de convivencia son los principales enemigos de nuestros hijos. Además, está comprobado que en esta edad, más de dos horas al día frente a la Tablet o celular disminuye el rendimiento escolar, a las relaciones sociales y familiares y crea conductas adictivas.

Por último, la Organización Mundial de la Salud clasifica a los teléfonos celulares y a las tablets como un riesgo debido a la emisión de radiación. Los niños menores a los 12 años son más sensibles a estos agentes y existe el riesgo de contraer enfermedades como el cáncer.

Sabiendo todo lo anterior, ¿seguirás sin vigilar el tiempo de uso a tus hijos?

Articulo Anterior