Noticias

Abrigate protegete de las Enfermedades Respiratorias

 

Por: Blanca Esthela Selvera Salazar

Durante la temporada invernal, Tamaulipas registra un promedio de más de 20 mil casos por semana de Infecciones Respiratorias Agudas (IRAS) y aunque en muchos casos no requiere de antibióticos para curarla y no llega a durar más de 15 días, ésta puede complicarse si no se atiende de manera adecuada.

Las IRAS son enfermedades que afectan desde los oídos, nariz y garganta, hasta los pulmones y en ocasiones se llega a convertir en neumonía si no se toman las debidas precauciones, por ello se convierte en la causa de mortalidad más alta en el mundo y es un serio problema de salud pública.

Este padecimiento en su mayoría es ocasionado por un virus o una bacteria, el cual se puede trasmitir al momento de toser o estornudar, otra manera de contagio es por espacios contaminados, que no tenemos la precaución de limpiar debidamente cuando hay una persona infectada.

Cada año, la Secretaría de Salud en Tamaulipas hace frente a las enfermedades asociadas con la temporada invernal, en donde se garantiza la atención, se cuenta con los medicamentos, insumos y vacunas suficientes para reducir los riesgos y complicaciones de este tipo de padecimientos.

En los últimos años el estado se ha colocado en los primeros lugares entre las entidades más afectadas por las infecciones respiratorias agudas y esto se debe principalmente a los cambios bruscos de temperatura, ya que esta región es altamente calurosa y cuando se presenta una baja en el termómetro, lo sentimos de manera drástica.

 

Más del 60 por ciento de los casos registrados en el estado, corresponden a los municipios que se ubican en la zona fronteriza como Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros, sin dejar de lado el municipio de Victoria.

Los principales síntomas de una infección respiratoria son la presencia de tos, dolor de cabeza, fiebre, irritabilidad, ronquera, dolor de oídos, nariz tapada por mucosidad, entre otros.

Con la presencia de cualquiera de estos síntomas, es muy importante que acudas a tu unidad de salud más cercana para que evites automedicarte; también es importante que evites los cambios bruscos de temperatura, lavarte las manos con frecuencia y abrigarte bien.

Los niños y los adultos mayores son más vulnerables a las bajas temperaturas, por ello debemos tener especial cuidado, así como con las personas que presentan enfermedades crónicas; otra recomendación es consumir frutas y verduras con vitamina A y C, y aumentar el consumo de líquidos.

Articulo Anterior