Noticias

¡Protégete de la influenza!

 

Por: Blanca Esthela Selvera Salazar.

 

En el 2009 surgió el virus de la influenza clasificada como H1N1, los estudios arrojaban que se trataba de genes o una mutación de varios virus que nunca antes se habían presentado en alguna persona y los primeros casos que se detectaron fueron en Estados Unidos para posteriormente propagarse en todo el mundo, causando la primera pandemia registrada en los últimos 40 años.

 

Durante la temporada invernal, este tipo de padecimiento registra el mayor número de casos y con frecuencia escuchamos sobre los cuidados que debemos tener para evitar el contagio, pero también escuchamos que existen varios tipos como influenza estacional, H1N1, influenza B, entre otros; pero a que se refiere con esto?

 

En México se ha detectado la circulación de 2 tipos de virus de influenza, clasificados en grupo A y B; en el grupo A se incluye el H1N1, H3N2 y H3, a este grupo se le adjudica la presencia de los brotes que se han registrado; y en el grupo de virus B, se encuentra el denominado Victoria y Yamagata; pero todos son Influenza Estacional.

 

La Influenza Estacional es una infección respiratoria que puede llegar a presentarse en cualquiera de sus modalidades y con complicaciones desde leve o moderada como una infección en el oído; grave como una neumonía; o muy grave como presentar una inflamación en el cuerpo, que provoca que los órganos dejen de funcionar debidamente ocasionando la muerte.

 

Este tipo de padecimiento se diagnostica mediante una muestra de laboratorio para ser debidamente clasificado y los datos que registra la Secretaría de Salud en Tamaulipas, señalan que en el 2018 se han presentado más de 50 casos y ningún fallecimiento.

 

Cualquier persona puede llegar a contraer influenza, pero debemos tener mayor cuidado con las personas que padecen alguna otra enfermedad como asma, diabetes o personas con  enfermedades cardiacas crónicas, ya que puede agravar su condición; así como se debe tener especial atención con los adultos mayores, las mujeres embarazadas y los niños menores de 5 años de edad.

 

CÓMO PODEMOS PREVENIR LA INFLUENZA

Una de las medidas más importantes para evitar el contagio y la presencia de influenza es la vacunación y en Tamaulipas, durante la temporada invernal, se dispone de más de 471 mil vacunas contra la influenza estacional, logrando la aplicación de más del 95 por ciento de la meta establecida a las personas en extremos de la vida, como son los niños de 6 a 59 meses y adultos mayores de 60 años de edad; así como a la población definida como de riesgo.

 

El grupo de riesgo lo conforman las mujeres embarazadas, personal de salud, personas de 5 a 60 años de edad, quienes presentan asma no controlada, o con enfermedades pulmonares crónicas, cardiopatías, VIH, cáncer; hemoglobinopatías como anemia de células falciformes, problemas renales crónicos, diabetes mellitus descontrolada, obesidad mórbida, artritis, entre otros.

 

La campaña de vacunación contra la influenza dio inicio el 15 de octubre y concluye el 29 de marzo del 2019 y durante este periodo se intensifican las acciones orientadas a prevenir y atender las enfermedades propias de la temporada, como es la influenza estacional.

 

Vacunarse todos los años contra esta enfermedad es la mejor forma de protegerse y proteger a las familias; está comprobado que se disminuye la cantidad de enfermedades por influenza, disminuyen las visitas al médico, se evita la inasistencia al trabajo y la escuela; así como se previene la hospitalización relacionada con la enfermedad. Cuantas más personas se vacunen, más personas estarán protegidas contra este padecimiento.

 

SINTOMAS

La influenza no es cualquier resfriado y puede llegar a presentarse de manera repentina, entre los síntomas que una persona pude llegar a presentar destacan las siguientes:

  • Fiebre con escalofríos
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Mucosidad nasal o nariz tapada
  • Dolores musculares y corporales
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga, cansancio
  • Puede presentarse vómito y diarrea

 

RECOMENDACIONES

El virus de la influenza pude contagiarse de persona a persona y es a través de la boca, nariz y ojos que puede entrar al organismo, una forma de trasmisión es cuando una persona enferma expulsa saliva al estornudar, por ello entre las recomendaciones se encuentran las siguientes:

  • Al toser o estornudar frente a otra persona cúbrete la boca y nariz.
  • Evita compartir utensilios o alimentos de una persona enferma.
  • Evita saludar de mano, beso o abrazo a una persona enferma.
  • Limpia las áreas como mesas, teclados de computadora, mouse, artículos deportivos, manijas, barandales, teléfonos, entre otros, para evitar el contacto con superficies contaminadas por una persona enferma.
  • Lávate las manos con frecuencia para disminuir la propagación de microbios  que causan ésta y cualquier tipo de enfermedades.
Articulo Anterior