Noticias

Huracanes, prepararnos es nuestra responsabilidad

 

Por: Ángel De la O Villarreal

Es bien sabido que la probabilidad de que un huracán o tormenta tropical llegue a tocar tierras tamaulipecas es mayor durante los meses de agosto y septiembre, por lo que es importante no bajar la guardia y mantenerse alerta ante las posibles efectos que pudieran presentarse por el impacto de un fenómeno meteorológico.

Tamaulipas, en los últimos años, ha logrado salir adelante luego de los desastres que dejaron a su paso el huracán Alex en el 2010 y las tormentas Arlene 2011, Danielle (2016) y Franklin (2017), que aunque algunas no llegaron a nuestro territorio, su cercanía provocó embates en ciertas comunidades de la entidad.

En esta temporada de huracanes se pronosticaron 11 ciclones tropicales para el Océano Atlántico, Golfo de México y mar Caribe, de los cuales 7 serían tormentas tropicales y 4 huracanes, dos de ellos alcanzarían categoría fuerte, de 3 a 5 en la escala Saffir Simpson, de tal manera que las instituciones se mantienen en vigilancia hasta el próximo 30 de noviembre que es cuando termina la probabilidad de impacto.

Los ciclones tropicales son clasificados en una escala denominada Saffir Simpson, la cual mide la intensidad del viento y cuentan con cuatro etapas de acuerdo a su desarrollo que son:

  1. Perturbación tropical.
  2. Depresión tropical.
  3. Tormenta tropical.
  4. Huracán.

Desde el inicio de esta temporada en el mes de junio, se empiezan a difundir las medidas de prevención a tomar en cuenta si en el lugar donde vives se presenta un fenómeno de esta naturaleza,

¿Pero realmente estamos preparados ante el impacto de un huracán?

 

Esto es lo primero que debes hacer en una contingencia de este tipo:

  • Refúgiate en albergues temporales.
  • Usa calzado adecuado, para evitar heridas y traumatismos.
  • Si padeces enfermedades como hipertensión o diabetes, asegura tu medicamento y llévalo contigo.
  • Sigue las instrucciones que el personal de salud proporcione.

Para evitar daños a la salud procura:

  • No automedicarte.
  • Lava tus manos antes y después de ir al baño, y al preparar alimentos.
  • Toma agua de preferencia embotellada, en caso de no contar con ella, bebe agua hervida (por 5 minutos) o desinfectada. Para desinfectar el agua agrega 2 gotas de plata coloidal o dos gotas de cloro por litro y déjala reposar por 30 minutos.
  • Supervisa que los productos enlatados que consumas estén bien sellados, si llegan a estar inflados deséchalos.
  • Busca atención médica ante algún síntoma como: diarrea, dolor de cabeza, comezón en los ojos, náuseas, debilidad, etc.

Cuando pase la contingencia:

  • Realiza actividades de saneamiento.

Limpia el techo y patio de tu casa, elimina cualquier recipiente o basura que haya acumulado agua, y evita la reproducción de vectores, que ocasionen enfermedades como Dengue, Zika y Chikunguny

Articulo Anterior