Noticias

Temporada de huracanes 2018, qué hacer y cómo proteger a tu familia

Por: Angel De la O Villarreal

El pasado 1 de junio inició la temporada de ciclones tropicales para el Océano Atlántico, Golfo de México y el mar Caribe.

Tamaulipas y sus municipios costeros, son vulnerables a sufrir los embates de un huracán o tormenta tropical, como los ha sufrido en años anteriores.

El Servicio Meteorológico Nacional, pronostica para el océano Atlántico, un promedio de 14 ciclones, de los cuales, 7 serían tormentas tropicales, 4 huracanes de categorías 1 y 2, así como 3 huracanes que alcanzarían categorías de 3, 4 y 5 en la escala de Saffir-Simpson.

Para este 2018 sus nombres serán:

Alberto

Beryl

Chris

Debby

Ernesto

Florence

Gordon

Helene

Isaac

Joyce

Kirk

Leslie

Michael

Nadine

Existen poco más de 370 localidades del estado, que históricamente están consideradas en riesgo de sufrir inundaciones, cuentan con la más alta prioridad para el Gobierno de Tamaulipas, que tiene uno de los planes de reacción inmediata más efectivos del país:

 

El Plan de Acción para la Atención de Desastres y Urgencias Epidemiológicas Componente SALUD

Su objetivo, es atender los riesgos y prevenir los daños a la salud, causados por desastres y urgencias epidemiológicas, mediante una respuesta organizada, anticipada y oportuna que permita proteger la salud de los tamaulipecos.

Y es que en la mayoría de las contingencias, ante una emergencia o desastre, el incremento de los servicios de salud se produce en las primeras 24 a 48 horas.

Después de las 72 horas, pueden presentarse enfermedades derivadas del consumo de agua contaminada, el hacinamiento, la exposición ante cambios climáticos y el incremento de vectores.

Puede causar efectos sobre el medio ambiente, incrementando el riesgo de presencia de vectores o contaminación de agua; la afectación del comportamiento psicológico y social de las comunidades así como el desplazamiento de la población, que puede conllevar el riesgo epidemiológico de transición de una a otra comunidad.

 

ENFERMEDADES FRECUENTES EN DESASTRES

Enfermedades diarreicas agudas (EDA)

Infecciones respiratorias agudas (IRA)

Parasitosis.

Enfermedades transmitidas por Vector (Dengue y Paludismo)

Otras infecciones frecuentes son: hepatitis A, leptospirosis, salmonelosis, varicela, escabiosis, dermatosis, pediculosis y conjuntivitis.

 

PRIORIDADES

1) Otorgamiento de atención integral a la salud, en los refugios temporales, unidades de salud y comunidades.

2) Realizar la vigilancia epidemiológica, vigilancia sanitaria y protección contra riesgos sanitarios.

3) Realización de acciones de saneamiento básico

4) Promoción de la salud y comunicación de riesgos

5) Control de vectores

6) Garantizar que los sistemas, procedimientos y recursos sean aplicados con eficiencia y efectividad, para una asistencia oportuna a la población en riesgo.

 

RESPUESTA EN SALUD

  • Reaccionar de forma efectiva antes, durante y después del evento.
  • Garantizar los recursos y capacidades de respuesta para la atención oportuna y eficaz de la población afectada o con riesgos a su salud.
  • Anticipar escenarios consecuentes para responder con prontitud ante las necesidades inmediatas de atención médica (lesionados y enfermos), y ante la presencia o desarrollo de riesgos a la salud.

PLAN DE ACCIÓN

  • ATENCIÓN MÉDICA
  • VIGILANCIA EPIDEMIOLÓGICA
  • PROMOCIÓN DE LA SALUD
  • CONTROL VECTORIAL
  • VIGILANCIA SANITARIA
  • SALUD MENTAL

Desde el primero de junio y hasta el 30 de noviembre próximo, las instituciones y organismos que integran el Comité Estatal de Seguridad en Salud, mantendrán estrecha coordinación para ofrecer una respuesta oportuna y organizada ante el posible impacto de algún fenómeno hidrometeorológico en Tamaulipas,

¿Qué hacer ante la amenaza de un huracán?

Antes:

 

  • Realizar un plan familiar de emergencias.

 

  • Preparar un botiquín de primeros auxilios.

 

  • Juntar alimentos enlatados y agua purificada o hervida en envases con tapa.

 

  • Colocar documentos importantes en bolsas de plástico.

 

  • Elaborar un directorio telefónico con los números de familiares, escuelas, servicios de emergencia, seguridad y Protección Civil.

 

  • Limpiar azoteas, desagües, canales y coladeras.

 

  • Mantener una radio de pilas encendida para recibir información e instrucciones de fuentes oficiales.

 

  • Protege vidrios y cristales con cinta adhesiva colocada en forma de “X” y corre las cortinas.

 

  • Las ventanas grandes pueden cubrirse con tablas que soporten los fuertes vientos.

 

  • Tener en cuenta la probabilidad de evacuar tu hogar si lo consideras inestable.

 

  • Cortar ramas de árboles que podrían desprenderse y causar daños.

 

  • Tener a la mano ropa abrigadora o impermeable.

 

DURANTE

  • Conservar la calma

 

  • Tranquilizar a familiares.

 

  • Mantener encendido el radio de pilas para obtener información o instrucciones acerca del huracán.

 

  • Desconectar todos los aparatos y el interruptor de energía eléctrica.

 

  • Cerrar las llaves de paso de gas y agua.

 

  • Mantenerse alejado de puertas y ventanas.

 

  • Si el viento abre una puerta o ventana, no avanzar hacia ella de frente.

 

  • Mantenerse atento a la información de autoridades y medios de comunicación, hasta el fin de la emergencia

 

Articulo Anterior