Noticias

Depresión en el Adulto Mayor

 

La salud mental es fundamental para tener salud física, por eso es necesario que el adulto mayor se mantenga activo, en interacción constante con sus semejantes.

La presencia de síntomas depresivos en los adultos mayores es mayor al 20 por ciento cuando está asociado con otras enfermedades (Diabetes, enfermedades cardiacas, renales o hepáticas).

Hay condiciones que reducen la calidad de vida e incrementan el riesgo de depresión: el empeoramiento del estado de salud por enfermedades crónico degenerativas, tal como la diabetes, hipertensión arterial, enfermedad coronaria aguda, cáncer, infarto cerebral y enfermedad de Parkinson; pérdida reciente de la pareja, abandono social, pobre red de apoyo familiar.

Es importante señalar que la soledad no se debe de catalogar como depresión pero  entender que sí es un factor que favorece la enfermedad.

Muchas veces el  proceso de enfermedad médica, aunado al tratamiento crónico de la misma se vuelve sombrío y le da una visión negativa de la enfermedad, complicando más su situación personal y social.

Los adultos mayores suelen estar renuentes a definir su estrés como un problema mental ya que perciben un estigma asociado con la palabra depresión, por lo tanto no acuden a consultar con un especialista, sin considerar su salud emocional como una prioridad a tratar.

Entonces, el Adulto mayor experimenta un difícil acceso hacia el cuidado de la salud mental lo cual reduce su calidad y esperanza de vida, comparado con una persona joven; este grupo etario es golpeado constantemente por factores de privación económica, utilidad social y soledad con lo que aumenta la demanda de una intervención específica para mejorar su calidad de vida.

Dentro de los síntomas que encontramos en el paciente deprimido, se encuentran: dificultades en la atención y concentración, pérdida de interés en las actividades cotidianas, pensamientos pesimistas, negativos o catastróficos, futuro incierto, autoestima baja, trastornos del sueño como insomnio o hipersomnia, trastornos del apetito como hiporexia o hiperfagia, ansiedad, aumento o pérdida de peso, tristeza, llanto fácil, múltiples síntomas físicos como dolor de cabeza, muscular, articular, malestares gástricos.

El mantenerse activo con actividades constantes, dinámicas, sencillas y donde se implique la interacción social forma parte de las medidas preventivas de la depresión en el Adulto Mayor. Así también algunas acciones como realizar juegos de mesa, lectura, practicar un deporte donde se involucre la socialización son condiciones que favorecen una mejor calidad de vida.

El Hospital Psiquiátrico de Tampico brinda atención especializada a Niños, Adolescentes y Adultos que padecen enfermedades como Esquizofrenia, Trastorno Bipolar, Trastornos de Ansiedad, Trastornos por consumo de sustancias, Déficit de Atención así también la Depresión, entre muchas otras.

El Hospital Psiquiátrico de Tampico se encuentra ubicado en Ejército Mexicano 1403, Col. Allende, Tampico, Tamaulipas.

Para mayores informes comunicarse al Tel: 8332131862 o al correo electrónico hpsiqtam@hotmail.com

 

Por: Dr. Alejandro Cruz Rosas,

Director del Hospital Psiquiátrico de Tampico

 

Articulo Anterior