Noticias

Luchemos todos contra el cáncer infantil

 

Cada 15 de febrero conmemoramos el Día Internacional contra el Cáncer Infantil, una enfermedad que duele como sociedad, que lastima como seres humanos porque vulnera a nuestras niñas y niños, pero que puede ser curable, hasta en un 90 por ciento, si se diagnostica y se trata a tiempo.

 

Un niño o una niña deben estar jugando, aprendiendo, soñando y creciendo. Hagamos de la prevención y de los hábitos saludables, un estilo de vida, pero sobre todo, hagámoslo por nuestros hijos, porque son el futuro de Tamaulipas y de México.

 

 

Tipos de cáncer que se presentan en niños y adolescentes

 

Los cánceres más frecuentes son:

 

  • Las Leucemias

El diagnóstico más frecuente es la Leucemia Linfoblástica Aguda, le sigue la Leucemia Mieloide Aguda, y la Leucemia Granulocítica.

 

  • Los Linfomas

El más frecuente es el Linfoma de Hodgkin, en segundo lugar el Linfoma No Hodgkin.

 

  • Tumores del Sistema Nervioso Central

El más frecuente es el Astrocitoma, el Meduloblastoma, el Glioma, el Ependimoma, y el Tumor Neuroectodérmico Primitivo;

 

  • Sarcomas de Partes Blandas

El más frecuente es el Rabdomiosarcoma

 

 

¿CUÁLES SON LOS SIGNOS DE ALARMA?

  • Palidez y/o hemorragia.
  • Cefalea y signos neurológicos.
  • Dolor óseo.
  • Adenopatías (Crecimiento de “bolitas en cuello, axilas, ingles).
  • Masas y/o tumores.
  • Alteraciones oculares como estrabismo (“ojos bizcos”, alteraciones de la vista.
  • Pérdida de peso (por sí sólo es muy raro).

 

ESTRATEGIAS PARA DIAGNÓSTICO OPORTUNO DE CÁNCER INFANTIL

 

  • CAPACITACIÓN continua dirigida al equipo de salud de primer contacto.
  • ACTUALIZACIÓN permanente del pediatra y médicos generales de urgencias y consulta externa.
  • EDUCACIÓN a la comunidad para las medidas preventivas y la identificación oportuna de las señales de alarma.

 

 

RECOMENDACIONES PARA EVITAR LA MORTALIDAD POR CÁNCER

 

  • Llevar a revisión a sus hijos o hijas en cuanto se identifique algún signo anormal de los mencionados
  • Llevar una vida sana con alimentación saludable, consumo de agua natural, actividad física y revisiones de control de Niño sano, para su revisión periódica.
  • Cumplir con su esquema de vacunación de acuerdo a su cartilla Nacional de Salud.
  • Verificar que su peso sea adecuado a la edad.
  • Evitar en lo posible el contacto con fertlizantes y pesticidas especialmente dentro del hogar.

 

CONDUCTA ANTE LA SOSPECHA DE CÁNCER EN UN NIÑO

 

  • Acudir a revisión médica inmediata.
  • El médico deberá realizar examen físico completo. De ser necesario solicitar exámenes y/o radiografía o ultrasonido y enviar a la consulta por el especialista.
  • El Pediatra de segundo nivel descartará o confirmará la sospecha y enviará a oncología pediátrica, de acuerdo a la red de hospitales para que se confirme o descarte el diagnóstico.

 

Articulo Anterior